domingo, 25 de abril de 2021

Cuarto trastero

Queridos amigos, me paso  de nuevo por aquí para deciros que me siento mucho mejor aunque todavía necesito ayuda. Os dejo este escrito de hace algún tiempo y espero que os guste.
 
CUARTO TRASTERO
 
Muchas cosas son las que se guardan en un cuarto trastero, que nunca serán utilizadas por las personas que allí las dejaron un día.
Entre los cachivaches que allí se encontraban, se hallaba un zapato de charol negro y una bamba blanca. Se miraron y los dos sonrieron. El zapato, algo polvoriento, se atrevió a decir:
"Hola, querida bamba. No te había visto antes por aquí".
"es que hace pocos días que me trajeron."
"Pues yo hace mucho tiempo que llegué. Creo que ya no se acuerdan que me dejaron en este cuarto trastero, el día que perdí a mi pareja."
"Qué horror! Tan nuevo que se te ve y ya estás sin pareja. Qué pasó, pues?"
"Un accidente doméstico. Un frasco de pintura acabó con su vida, al derramarse sobre él".
"Terrible, verdad? – comentó la bamba.
"Ya ves... aquí me dejaron y aquí estoy con lo guapo que ere. Si embargo, ahora estoy sucio y polvoriento."
"Bueno, a mí me pasó algo parecido" – dijo ella al tiempo que le sonreía.
"Que le pasó a tu pareja?" – preguntó el.
"Un accidente de campo acabó con su presencia. Fue arrastrada por las aguas de una rio."
"Que triste, verdad?
"Si... ahora me siento muy sola y abandonada."
"Igualmente me siento yo. De que bando eres tu? – preguntó el zapato.
"Yo soy de izquierdas, y tu?"
"Yo soy de derechas."
Volvieron a sonreír sacando la lengüeta, en señal de complicidad.
"Podríamos ser pareja! – dijo él con entusiasmo, por tal de volver a ver la luz de la calle.
"Pareja?- preguntó ella sorprendida. Un zapato de charol con una bamba...! Jajajajaja – estalló en carcajada después de reflexionar unos segundos.
"Por qué te ríes?" No te gusta la idea? Solo necesitamos unos pies desnudos que nos saquen de aquí".
"Es que me hace mucha gracia verme como pareja tuya. Tú tan negro y brillante... y yo blanca y sin brillo... pues la verdad es que se va a notar un poco"
"Y qué? Yo soy tan fuerte como tú... incluso ... hasta me veo más elegante y todo."
 
Llegó el carnaval y con él los disfraces. Alguien entró en el cuarto trastero buscando algo que le faltaba.
Ya está! oyeron decir.
Unas manos cogieron al zapato y a la bamba y a continuación, unos pies se introdujeron dentro de ellos. Liberados de polvo, respiraron el aire puro de la tarda – noche, mientras paseaban por las calles del pueblo, bajo aquella máscara que los movía con garbo y salero.
"Soy la noche y el día, elegancia y sport a la vez" – contestaba la disfrazada, cuando a su paso le preguntaban "De que te has disfrazado?"
 
Una apuesta entre los concurrentes, los llevaron al día siguiente al campo, donde tendrían que exhibirse con el mismo garbo que en la ciudad.
 
Caminos polvorientos...subidas...bajadas... charcos, barro... piedras... y un  trayecto inacabable. El zapato estaba agotadísimo. Su brillo brillaba por su ausencia. Rayado, despellejado, se sentía agonizar bajo aquellos pies que lo aplastaban sobre las piedras del camino. Entonces, miró a su pareja bamba, que resistía las inclemencias del terreno como si tal cosa... como si andara  por las baldosas del salón, aunque eso sí, cubiertas de polvo pero ligera en su carrera. Entonces se sintió avergonzado por haber presumido de fuerte y elegante.
Apenado, se miró una vez más mientras se hacía mil preguntas.
"Recuperaré mi estado anterior? Volveré a brillar? Me llevarán otra vez al cuarto trastero? Oh, Dios, estoy  cansadísimo , reventado y hecho polvo.. y nunca mejor dicho. Ya no tengo color ni brillo, que desgraciado he sido en mi corta vida.
 
Piedad Martos Lorente
 
24 de mayo de 2020

10 comentarios:

Piedad dijo...

Muy bonito tieta, como todo lo que nos escribes.
Cristina

Piedad dijo...

Muy bonito tieta.
Cristina

carmen dijo...

muy bonito como todo lo que es cribe de seo que pronto estés




CARMEN

Ernesto. dijo...

Una historia entretenida entre personajes curiosos... Y que acorde con el momento "político" de Madrid/elpaís, referencia derechas e izquierdas. :))))))

Abrazos Piedad.

Elda dijo...

Un cuento precioso y original que me ha encantado leer y me ha hecho sonreír.
Me alegra mucho Piedad, que estés mejor.
Un besito y buena semana.

Manuela Fernández dijo...

No sabes lo que me alegro de saberte mejor. Cuídate mucho. No había leído tu relato antes, qué original, me recuerda al animismo, hace poco estaba leyendo sobre esta creencia, en cualquier caso, tu texto es muy entretenido.
BEsissss,,,

mari carmen G franconetti dijo...


´Me alegra tu mejoría, lo que hace falta es que te recuperes del todo-
La entrada es un cuento precioso, me lo llevo para leerlo a mis nietos, les encantan las historias, tradición que mentenemos en la familia.

Besos y no bajes la guardia.

Conchi dijo...

Que estés mejor me alegra mucho Piedad. El cuento es ¡Genial!. Cuídate.

Besos.

Bienaventurada dijo...

Me alegra estés mejor, muy entretenido cuento, que deja una enseñanza sobre humildad, un gran abrazo, deseo te recuperes pronto. Muchas bendiciones

Manuel dijo...

Querida y estimada amiga Piedad, me alegro mucho de que estés mejor, y mucho ánimo, que ya verás como pronto estás totalmente recuperada.
Tu relato, muy bonito y ameno, como es normal en todo lo que escribes.
Un fuerte abrazo, y cuídate mucho.