martes, 10 de mayo de 2011

EXCURSIÓN A LA COSTA BRABA

En la visita guiada a Girona (Gerona), nos llevaron por la judería y nos hablaron de la época de los judíos en la ciudad entre otras cosas, así como de la exposición de flores que dura una semana y, para la cual ya estaban preparando las fachadas de las casas para ser engalanadas de tal belleza.

Como no tengo imágenes que hagan honor a mis palabras, pues según nos dijeron es una fiesta digna de visitar, os dejo esta rosa regalo de Gloria a todos los visitantes de su blog con motivo del día del libro y de la rosa, con la cual presento este post y  creo que no será menos bella que las expuestas en tal evento.

 

También nos hablaron de las moscas de San Narciso, historia desconocida para mí, por lo que he querido compartir con todos ustedes.

 

 

 

Todos los gerundenses han oído hablar alguna vez de las moscas de San Narciso, incluso los padres explican la tradición a sus hijos cuando estos son pequeños. Pero ... ¿se sabe cuando pasaron realmente los hechos?, casi todos lo relacionan con la llegada de las tropas de Napoleón en 1810 en la ciudad de Girona, pero ... se equivocan; la leyenda, si es que es leyenda, viene de muchos siglos atrás, concretamente del siglo XIII.

La narración de la moscas de San Narciso se basa en un texto de un historiador y cronista local como fue Bernat Desclot que la escribió en 1288. En esta obra se hace referencia a una plaga de moscas que existió durante la invasión de las tropas francesas en la ciudad de Girona en junio de 1285. Los invasores, que eran capitaneados por Felipe "el valiente", ocuparon la colegiata de Sant Félix donde se veneraba el cuerpo de San Narciso, profanaron el templo y de repente empezaron a salir gran cantidad de moscas que picaron a los soldados y a los caballos con gran rapidez. Esto motivó que el ejército francés marcharse de la ciudad de inmediato. Bernat Desclot escribe que las moscas entraron por las fosas nasales y por el ano de los caballos, lo que motivaba que los pobres animales cayeran al suelo desmayados por el dolor. En aquél suceso fallecieron cuatro mil caballos y 20 mil soldados, ya que estos también sufrieron los ataques de las moscas en la cara. Esta narración también fue recogida por historiadores franceses a finales del siglo XIII y principios del XIV y por otros cronistas catalanes e italianos.

 

Pero ... fíjate en una cosa: Bernat Desclot no habla en ningún momento en su relato que las moscas salieran del cuerpo de San Narciso. Nos tenemos que remontar años más tarde para leer otros textos que mencionan este extraño suceso:

-En la obra "Gesta Comitum Barcinonensium" escrita entre el 1303 y 1314, se menciona la profanación del sepulcro de San Narciso pero no lo relaciona con las moscas, ya que las moscas es un castigo divino.

-En 1438, en ""Històries e conquestes" de Pere Tomich, las moscas salen de la nariz de San Narciso, pican a los franceses y son venenosas. Aquí tenemos el primer indicio donde se dice que las moscas salen de la nariz del santo que descansa en la iglesia de San Félix.

Pero las moscas no solamente ayudaron a los gerundenses en el sitio del siglo XIII, sino también en otra ocupación que sufrió la ciudad en 1653. Y aquí, amigo cibernauta tenemos que prestar atención, ya que el texto que nos habla del suceso es un documento firmado por unos oficiales franceses ante el notario real de Sant Feliu de Guíxols y que se puede encontrar en el libro "España Sagrada" publicado en 1819, páginas 317-319. Estos oficiales juraron que un enjambre de moscas azules y verdes diezmaron la caballería francesa. Se asegura también que la ciudad habría sido tomada si los gerundenses no hubieran puesto una caja o sepulcro del santo sobre la muralla, la cual cosa provocó una plaga de moscas que asustaron los caballos y los hicieron fallecer en medio de terribles males. Tenemos, pues, un dato curioso: las moscas salieron del interior del sepulcro del santo que estaba instalado en la muralla y ¡no en la iglesia de San Félix!. Parece pues, que los gerundenses sacaron el sepulcro para llevárselo a la muralla y allí invocar la ayuda.

Bernat Boadas, en la publicación "Llibre de fets d'armes de Catalunya" editado entre los años 1672 y 1675, da otro dato: "Los franceses profanaron el sepulcro de San Narciso, y de la nariz del santo salieron moscas azules, blancas, verdes, rojas y negras. Son mas grandes que una bellota y son venenosas". Aquí, Bernat Boadas deja claro que salen del cuerpo del santo en la segunda "aparición" de las moscas, esta vez en el año 1653.

Pero ... la tradición popular y lo que siempre se ha dicho, es que, a pesar que Bernat Desclot no hubiera hablado nunca que las moscas salieron del cuerpo del santo, siempre queda en la memoria de los gerundenses que así fue, y que en 1285, cuando los franceses profanaron la iglesia de San Félix, San Narciso ayudó a los gerundenses enviando desde su cuerpo una gran cantidad de moscas grandes y gruesas y de todos los colores que picaron a los soldados y a los caballos, que una buena parte de ellos murieron, y que el ejército tuvo que retirarse a "toque de trompeta". 

 

8 comentarios:

Piedad dijo...

Ante todo tengo que agradeceros a todas vuestra visita en la entrada anterior, pues a mi regreso de estas minis vacaciones, ha sido un placer para mí leer vuestros comentarios.
También quiero aclarar para todas aquellas personas que tengan un blog cuya plantilla tenga el sistema de publicación de los comentarios: comment-iframe, sepan que es incompatible con la adaptación de mi ordenador, por lo que me es imposible poder dejar mi huella, como es el caso de águila solitaria entre otras. He estado haciendo gestiones por si había algún truquillo que desconociera y no han sabido responder a mi pregunta, porque ni el técnico en el programa ha dado con él si es que existe. Pues este sistema no es como el de las letras, es peor... Yo estoy contenta de encontraros aquí y espero seguir leyendo vuestras palabras.

Abrazos.

Beatriz dijo...

Me alegra que hayas paseado un poco.Un beso grande.

loli dijo...

No se si me lees, pero es igual.
Ciertamente que Geronatiene el casco antiguo con muchas reliquias, y lo de las flores es una maravilla, lo único que tienen que envidiar a un patio andaluz es que éstas están todo el verano y las de Gerona solo dura la exposición una semana.
También sabia que S.Narciso era el patrón pero no sabia la historia que nos cuentas. No cabe la menor duda que leer y viajar son una fuente de cultura,siempre se aprende algo nuevo.

rosa mis vivencias dijo...

Piedad, gracias por la información que das en esta entrada, la fiesta de las flores sabia que existía, aunque no la he visto nunca, pero la historia de San Narciso, no la conocía.
Me alegro mucho que lo pasarais tan bien en las convivencias que habéis estado, ya sabes, a repetir.
Un beso.
Rosa.

Mayte dijo...

Que bellos recuerdos.Aunque ya hace 34 años que vivo en Asturias no dejo de recordar ese azul del mediterraneo.Me alegro que lo pasaras bien. Besos

reser dijo...

Bienvenida de tus vacaciones Piedad. Por lo que leo vienes super documentada de Girona, gracias por compartir tu información.
Me alegra saber que lo pasasteis tan bien, ya nos iras contando.
Besos amiga
Roser

Conchi dijo...

Piedad, por fin vengo a visitarte y a decirte que me alegro mucho que lo hayáis pasado tan bien.
No conozco Gerona, pero si voy alguna vez ya me acordaré de la historia que acabo de leer. Como siempre ha pasado, no se ponen de acuerdo en contar la leyenda, jeje.

Amiga, el chiringuito está precioso!!!
Un abrazo grande
Conchi

DRIADA dijo...

Hola Piedad , que hace dias que no se de ti y ya veo cual es la causa, unas vacaciones .
Desclot es un serio historiador, de los de la época y hay que agradecerle que deje de lado la leyenda, que es muy interesante y que como magnifica da base a una ciudad maravillosa como es Girona queda muy bien explicada, entre la historia y la leyenda se forjan los pueblos.
Un abrazo