martes, 17 de junio de 2008

TERTULIA A DISTANCIA

En la entrada de hoy voy a hablar de un tema que está muy de moda, y creo que su contenido va a dar mucho de sí encuestión de opiniones, ya que un tema encadena a otros, o si no, lean y después me dirán.

La invitación de una boda de hoy en día nos cuestan un ojo de la cara, ¡pero no de los míos claro está!. Primero te compras ropa, un vestido que luzca bien para la ocasión, zapatos y bolso a juego, que por cierto tienen unos precios por las nubes, y total para luego colgarlo en el armario por si alguna vez se presenta otra ocasión similar que lo puedas lucir de nuevo. Después viene el regalo de los novios, que teniendo encuenta el precio del menú en un restaurante especializado en vanquetes, preocuras que este sea superior al coste del mismo. Pero todo esto se hace con gusto y agrado, porque pasas un buen día acompañando a la familia o amigos, compartiendo su felicidad y al mismo tiempo te ves con otros que desde hace tiempo no sabes nada de ellos ni qué es de su vida. Hasta aquí todo va muy bien. Lo malo viene después cuando al cabo de un tiempo no muy lejano abres el armario y ves el vestido, entonces piensas “mira, el vestido que llevé en la boda x” y que tal matrimonio,desde hace algunos meses ya están separados. Y piensas que las bodas de hoy en día tendrían que ser como los electrodomésticos, con derecho a devolución en caso que el matrimonio no funcione. Claro, que también dice el refrán que más male estar solo que mal acompañado. Pero no todos nos separamos ni todos somos malos ni todos somos buenos, de todo hay en esta vida. pienso que el motivo principal de las separaciones no es nada más que la falta de responsabilidad. Cuando firmas un compromiso así, estás firmando un deber y una responsabilidad, al tiempo que estás renunciando a una livertad que por tener ese deber, ahora no puedes disfrutar en su totalidad. La mayoría de los casos quieren seguir haciendo las mismas cosas que hacían de solteros, y ahí está la clave. Claro, que esto es sólo mi opinión porque yo no me he separado nunca, seguro que los que ya están no piensan igual.
¡y no quisiera que nadie se ofenda!

11 comentarios:

joper dijo...

Tienes mucha razon hoy se casan sin pensar mucho lo que supone para las familias no solo en lo material y despues se rompe el matrimonio y no digamos si hay hijos.Yo me pregunto, que estamos haciendo mal?. Yo creo que tendriamos que tener unos conocimientos obligatorios para formar una familia pues creo que la familia es el pilar de la sociedad y si no hacemos algo vamos muy mal.

Conral dijo...

Piedad, muy buena esta entrada. Cuánta razón tienes! Por supuesto que a mí me ha pasado ya varias veces, ir a una boda con todos los gastos que conlleva y más si vamos los cuatro, y al poco tiempo me entero que se han separado, y me da una rabia que ni te cuento. Porque además son gente que ya han tenido sus relaciones prematrimoniales, no como nosotras, quizás sea por eso porque ya se conocen demasiado.
Creo que lo que no funciona es el enamoramiento. la gente ahora no se enamora, no piensan más que en ellos mismos, o en ellas mismas. No aceptan los defectos del otro y ¡nadie es perfecto!. No se respetan. No se aguantan. Además de todo lo que tú has dicho.
Yo tengo un hijo y una hija. Me gustaría que se casaran, que compartieran su vida con alguien. Yo creo en la pareja. Pero no sé... ellos no lo ven tan claro.
Uffffff, cómo está la vida!
Un abrazo, amiga.
Conchi

Sabela dijo...

Yo creo que falla el respeto mutuo, el no aceptar como es realmente cada uno/a. todos/as tenemos nuestros defectos y virtudes, éstas se ignoran, los defectos los resaltamos, sí, falta ese "enamoramiento" que desencadena ese gran amor que tiene que tener la pareja para afrontar la convivencia del día a día.
Creo que, en todas las relaciones actuales como padres-hijos, de trabajo, de vecindario de tu propio portal,... está fallando ese gran pilar que es el amor, todo son prisas, no escuchamos, vemos solo lo nuestro..., nos estamos convirtiendo en máquinas... ¡ellas, desgraciadamente, no aman!.
Abrazos con mucho amor.

Piedad dijo...

Joana, conchi, sabela, a las tres os contesto con lo mismo. Creo que esto de abrir el blog fue buena idea, pues aquí se expone un tema y luego tienes obción a opinar, escuchar y ser escuchado. Porque en las tertulias de amigos o familiares todos queremos hablar a la vez obteniendo como resultado un fuerte dolor de cabeza por el griterío de las voces, unas más altas que otras que alfinar te queda una cabeza como un tambor y sin enterarte de nada. ¡eso no lo soporto! pienso que no tuvieron la misma educación que yo tuve, porque aunque nunca fui a la escuela, mis padres se cuidaron muy bien de que nunca pasara por delante de una persona cuando ésta estaba hablando. ¡Ufff! ya me estoy enrollando. Pues volviendo otra vez a las bodas, yo he ido a algunas de ellas que el matrimonio ha durado menos que amí las medias, que ya es decir, y como dice conchi, habiendo convivido juntos antes de casarse, por eso digo que tendrían que ser con derecho a devulución en caso que no funcionara jajaja.
Un beso.

Yeli dijo...

Cierto que ahora ir a una boda sale carísimo...pero déjame decirte que también que se ha puesto de moda que para las despedidas de solteros o los "baby showers" además de la lista de regalos te envían con la invitación la cantidad que tienes que pagar para asistir entre $50 a $100 por persona para los gastos de comida, decoración, etc...
A donde vamos a llegar???
Gracias por pasar a visitarme.
Un abrazo
Yeli

elimary dijo...

Pues yo voy a discrepar... Porque no me parece que el hecho de separarse sea un trago agradable para nadie ni nada que elijas o que la gente tenga en mente hacer cuando se casa. Lo cierto es que la vida es muy larga, las circunstancias cambian y la gente también.
Ojalá el amor durase siempre... Qué pasa si aparece una tercera persona?, si un cónyuge maltrata?, si se termina el deseo de seguir conviviendo?. Hay que "aguantar" a cualquier precio?. Me alegro de que hoy en día la respuesta sea que no, tenemos la posibilidad de rectificar si nos equivocamos y seguir viviendo, sobre todo en algo tan importante como un matrimonio.
Otra cosa es lo del precio de las bodas, jejeje, estoy totalmente de acuerdo, al terminar este año habremos ido a seis bodas, no quiero ni pensar en el precio de todas juntas!!.
Yo también estoy casada, lo hicimos después de casi cinco años de convivencia y todavía esperamos que sea para siempre. Ojalá acertemos. Y si no devolveremos los regalos de boda...

Piedad dijo...

Yeli, gracias a ti por tu comentario.
elimari, creo que tiene que ser malo quedarte sin amor, en eso no puedo opinar porque gracias a dios, cada vez tengo más. Pero lo que sí es malo, es que tu pareja te maltrate, entonces, si eso ocurre lo mejor es cortar por lo sano, que como ya digo, más vale estar sola que mal acompañada. aunque este tema es muy grave y no quisiera que nadie pasara por él, porque una cosa es que no te entiendas con tu pareja y otra es que te maltrate.
Un beso para todas.

Anónimo dijo...

Este tema que has publicado , tiene opiniones de toda clase, como la politica, pero vamós a centrarnos en el tema, mi umilde opinión es clara y sencilla, las parejas hoy creo que lo tienen "todo" tan facil,que no están preparados para la convivencia la vida encomún , no es facil para nadie, pero como dijo Elimari, mejor solo que mal acompañado, y ¿porqué no tener una segunda oportunidad? . rosa

Conchi dijo...

Elimary, estoy totalmente de acuerdo contigo. No hay que aguantar nada y un@ se puede enamorar de otras personas, pero el montaje de las bodas pasa ya de castaño a oscuro. Ahora se celebran por todo lo alto, se pone la lisa de bodas en el corte inglés, donde los precios de los objetos no suelen ser baratos. Nos agasajan en restaurantes superlujosos con un sin nº de platos, que no se comen, porque ahora no tenemos hambre y todo@s estamos a dieta... y casi, casi, nos exigen cuánto dinero le tenemos que meter en el sobre que le regalamos en el banquete, para ayudar a pagar los gastos. Mira, qué quieres que te diga, esto se ha ido de las manos tanto en bodas como en comuniones y bautizos. Celebraciones más íntimas y con menos gastos y que luego cada cual que haga lo que quiera, por supuesto!
Ojalá que mi matrimonio dure, jaja, que nunca se sabe... en diciembre cumpliremos los 30 años!
Un abrazo.
Conchi

sinkuenta dijo...

Hola Piedad, estoy totalmente de acuerdo contigo y con conchi... la gente de hoy no tiene ningún sentido de la responsabilidad. Se casan porque toca casarse para que los demás digan: 'se casó!' y luego, siguen haciendo la misma vida que hacían de solteros, sin privarse de nada y sin ningún deseo de compartir aficiones o tiempo libre. Los caminos separados conducen a vidas separadas. un abrazo. sinkuenta

Sílice dijo...

Piedad, cada día más querida,
Con el tema que comentas brotan muchos otros. Acá en Chile la experiencia no es diferente. Mucho bombo por muy poco. Es novedoso sí (que creo acá todavía no copian), el cobrar un monto a los invitados. Lo que considero exagerado y de total inconsecuencia de parte de los novios es hacer una ceremonia grandiosa en una iglesia grandiosa sin ni siquiera saber lo que significa el sacramento del matrimonio. Mi opinión es que falta madurez y espiritualidad en las personas.