domingo, 4 de noviembre de 2018

POR LOS MAYORES Y...

Buenos días y feliz domingo.

Os deseo que disfrutéis de él y de estas letras que en forma de homenaje van dedicadas a esas personas mayores, que nunca tuvieron la oportunidad de estudiar y, aún así luchan por superarse.

 

 

LA ANCIANITA

 

Érase una vez

una anciana incomprendida,

que siempre quiso aprender

para defenderse por la vida.

 

Para ella no hubo escuelas

ni carrera universitaria,

para ella hubo obligaciones

que ocupaban su vida diaria.

 

Con esfuerzo y voluntad

aprendió lo justo y necesario,

para firmar un documento

y leer las cartas de su amado.

Con él formó una familia

que la colmó de felicidad,

al florecer la semilla

que el amor supo sembrar.

 

Después se fue a la ciudad

dejando a tras el pasado,

en unas tierras desiertas

de un lugar muy lejano.

 

Con afán y entereza

trabajaba noche y día,

cuidando de los suyos

con ilusión y alegría.

 

Los años pasaron

sin la oportunidad de estudiar,

y lo que tanto deseaba

se iba quedando a tras.

Sentía pena y preocupación

no saber ortografía,

ni ciencia e historia

ni tampoco geografía.

 

Las nuevas generaciones

a las que nada les faltó,

tuvieron estudios superiores

descanso y diversión.

 

Por eso, al explicar la ancianita

las batallas de su juventud,

la miran con risitas

pensando que está Tururú.

 

Al escribir un mensaje

con esfuerzo de superación,

si cambia una letra por otra…

¡Madre mía, ya la lió!

 

Los que lo tuvieron fácil

no comprenden su esfuerzo,

y con risitas comentan"

"¡Mujer, con lo sencillo que es esto!"

 

ella se pregunta:

"¿Si yo, por escrito te mando un beso,

y en lugar de be escribo uve

el cariño pierde su efecto?

No. Tú sabes muy bien lo que quiero decir

porque para eso has estudiado,

yo aprendí con mis labores

en las tierras y en el campo.

Aprendí a querer y a respetar,

a hablar con el corazón,

a cuidar y a trabajar

siempre con educación.

No sé escribir

pero sé cómo son mis sentimientos,

quiero el bien para todos

aunque escriba incorrecto.

 

Tú que tanto sabes

te voy a dar mi lección,

aprende los valores de la vida

que están en peligro de extinción".

 

 

Piedad Martos Lorente.

 

 

14 comentarios:

Piedad dijo...

Hola, amigos y amigas.
Gracias por vuestros comentarios.

Os deseo feliz domingo y feliz semana.

abrazos con cariño y gratitud.

Ernesto. dijo...

Una historia que recrea la realidad de tantas personas, principalmente de un ayer que todavía pervive.

Abrazo Piedad.

Elda dijo...

Me ha parecido precioso tu poema, con un ritmo encantador en todo él que lo hace muy ágil. El tema es para aplaudir y la última estrofa lo dice todo de estos tiempos que vivimos, donde hay mucha más cultura pero menos educación…
Un placer la lectura Piedad.
Un abrazo y feliz semana.

CHARO dijo...

Ya te leí en Facebook. Me parece un poema precioso y muy emotivo por esa realidad que lleva.Besicos

Kasioles dijo...

Un bello ejemplo de constancia y superación, en él se verán reflejadas muchas mujeres que no tuvieron esa oportunidad de estudiar.
No menos bella es la conclusión a la que llegas, hay valores y sentimientos que no entienden de reglas ortográficas, salen del corazón y no se aprenden en ninguna universidad.
Te dejo un fuerte abrazo.
kasioles

Manuel dijo...

Hola, Piedad. Con tus versos has descrito muy bien a a un grupo bastante grande de padres y abuelos, que fueron hijos de la guerra y la posguerra, que no pudieron ir a las escuelas, y que aún muchos perviven. Personas que en lugar de mofarse de ellos, hay que dejarlos hablar, escucharlos con atención, y poco a poco nos sentiremos cautivados de admiración y respeto con la agudeza de sus observaciones; y sin darnos cuenta estaremos aprendiendo un tratado de sabiduría de la vida.
Me gusto mucho tu entrada.
Saludos.

Ángeles dijo...

Hola Piedad, desconocía tu blog y el poema que has dejado emana una ternura inmensa y la carencia de quién desea escribir y tiene miedo a hacerlo por no saber como hacerlo y sus faltas de ortografía. Piedad, esta persona tiene el alma llena de luz y tú que has escrito el poema igual, es una linda historia que llega al alma.

Mi cariño con un abrazo.
Ángeles

Marina Fligueira dijo...

Caray, Piedad que precioso poema y que realidad expresa.
Sabes, me veo un tanto refleja en tus letras.
Y creo que serán muchas las mujeres que se sientan lo mismo.
Somos descendiente de la mal llamada guerra civil española.
Por aquel entonces solí los hombres debían estudiar, la mujer era para las labores y aguantar lo que fuera.

La mujer no tenia voz ni voto.
A dios gracias hoy las cosas no son como antes, aunque sigue un machismo difícil de erradicar.
Y sobre la juventud, hay de todo, bueno y menos bueno... Mas me parece que gana lo bueno.

Ha sido un gran placer leerte.
Te dejo mi inmensa gratitud y mi estima.
Un abrazo y se muy, muy feliz

Marina Fligueira dijo...

A mí también me agrada mucho releer tus bellas e importantes letras. Gracias amiga, y ten un fin de semana lleno de paz y armonía.
Un abrazo largo soplando felicidad a tu vida. Un besiño.

Conral dijo...

Hola Piedad. Me he alegrado mucho al leer este nuevo poema tuyo. El tema es algo que hemos hablado mucho y refleja la realidad de un gran número de mujeres, sobre todo, de nuestro país. Pero no es la ortografía ni el vocabulario lo imprescindible para podernos comunicar. Es más necesario tener algo que decir, algo que salga del corazón porque así será verdadero. Y es lo que tú haces.
Me ha encantado tu poema.
Te mando un fuerte abrazo, amiga. Feliz semana.
Conchi

Ángeles dijo...

Hola Piedad, te he encontrado en mi espacio y aunque ya habia comentado tu poema, he vuelto para darte las gracias y decirte que puedes contar conmigo sí necesitas algo que yo pueda darte. Ánimo, eres una mujer valiente, yo no estoy tampoco en mi mejor etapa, me operaron de una estenosis raquidea lumbar y no termino de estar bien, pero la esperanza es mi faro de luz.

Te dejo una lluvia de felicitaciones con un fuerte abrazo.
Ángeles

Sandra Figueroa dijo...

Pero que hermosas letras llenas amor y comprensión para todas ellas.....mi madre es una de ellas....no sabe leer ni escribir bien...... saludos

Kasioles dijo...

Querida Piedad: No hace tantos años, a las mujeres se las tenía relegadas a las labores de la casa, cuidado de los padres, hijos y marido, si es que se casaban.
Muy poca escuela tenían y muchas ni leer sabían.
A D.G. los tiempos y la mentalidad con respecto a la educación de las mujeres ha cambiado a mejor y hoy ocupan puestos de responsabilidad aunque no por ello dejan de ser amas de casa y protectoras de sus hijos.
Has hecho un verdadero y sentido homenaje a todas esas mujeres a las que no les han dado la oportunidad de estudiar y, con su esfuerzo y constancia, se han convertido en autodidactas.
Te dejo cariños en un fuerte abrazo.
Kasioles

Marina-Emer dijo...

Gracias Piedad por tu cariñoso comentario y tus hermosos versos ,yo desde que te conozco siempre te vi superarte en todo lo que te has propuesto: Hoy nos dejas unos preciosos versos que me recuerdan a dos alumnas que tuve yo una sordo muda y la compañera de pupitre ya nació cieguita y no veas que bien se entendían las dos .Te admiro amiga ,ya ves que en cuanto me visitas yo por mucho trabajo que tenga vengo a darte aquí mi cariño sin olvido .
Besitos