martes, 30 de marzo de 2010

CUMPLEAÑOS.

NOVENTA Y OCHO PRIMAVERAS.


¡Ay que ver, cómo pasa el tiempo! Parece que fue ayer cuando por su cumpleaños la felicité, y han pasado 365 días, es decir, doce meses. Ahora que quisiera detener el reloj del tiempo, éste va más de prisa que nunca y cuando quería que fuera rápido parecía estar siempre en el mismo lugar. El caso es, que hoy vuelvo a felicitar a la reina de mi casa sumando un año más a los que ya tiene, que según ella son muchos y a los cuales no quiere sumar más, pero ahí está, con un año más. Total, ¿qué son 98 años? Eso no es nada para los que yo le he deseado siempre y sigo con los mismos deseos, aunque cuando llega el momento y le digo “que cumpla muchos más” no quiere que le desee más porque ya está cansada de vivir. Y es normal que no quiera cumplir más por su estado, ya que la calidad de vida no es buena y su cuerpo está tan deteriorado... Pero a pesar de todo seguimos estando juntas y así seguiremos hasta que Dios quiera.


El Señor quiso que tú fueras mi madre.
El señor quiso que yo fuera tu hija
Y el destino quiso que perdiera la vista,
Pero me dio la fuerza para cuidarte.

Entre mis manos tengo las tuyas,
Frágiles como el cristal
Y en mi corazón la rosa marchita,
Que un día adornara el rosal
Pero sus pétalos aromatizados,
Siguen perfumando mi hogar.

Es una fina fragancia,
El aroma desprendido
Que embriaga en la distancia
Y por él pierdes el sentido.

Si grande es el amor de madre,
Grande es el amor de hija.
Por eso hoy quiero felicitarte
Y dedicarte una sonrisa.
Con ella va mi cariño
Y la fuerza de un sentimiento,
Un mensaje callado
Y el pesar que llevo dentro.

Si tuviera poder,
La salud pondría a tu alcance,
Y con la ayuda de Dios
Tú pudieras levantarte.

Feliz cumpleaños mamá,
Hoy queremos cantar
Y dar gracias a Dios
Porque cumples uno más.

12 comentarios:

Isabel dijo...

Hola Piedad, por razones personales no he podido acabar ese poema que has escrito a tu madre en el día de su cumpleaños, se me hace un nudo en la garganta y difícil se me hace acabarlo. Paso a dejar mi huella y veo que soy la primera . Felicidades para tu madre y sobretodo para ti por ser tan buena hija, claro que lo de buena hija debe tener el punto de partida en ser buena persona, y tu lo eres. Que paséis un buen día

conxita dijo...

Feliz cumpleaños Antonia.Tu hija como siempre te lo dedica en verso y muy precioso, por cierto.Que suerte tener una madre con 98 años y sobre todo tu madre la suerte es de haber criado a unos hijos maravillosos,especialmente a ti Piedad .Eres un tesoro muy grande que Dios te de mucha salud para seguir cuidandola con tanto primor.besos a las dos.

Beatriz dijo...

Muchas felicidades a tu madre. Y claro, tu madre te ha hecho el ser maravilloso que eres.Y muy buena hija también. Que Dios las bendiga.

Adrisol dijo...

felicidades para tu madre!!!
no habrá sido fácil llegar a cumplir tantos años,pero lo logró y eso hay que festejarlo..

chin-chin por ella!!

besoss

rosa mis vivencias dijo...

Como bien dices Piedad, son muchos los años que hoy cúmple, la abuela, somos cinco generaciones y es complensible cuando hoy al felicitarla decia que no queria cunplir mas, que esta cansada. Pero ahi esta y nos sentimos orgullosa de ella y como no de TI. Un beso para las dos. ROSA.

Cristina dijo...

Un abrazo para tu madre y otro más para ti.

Saludos!

Conchi dijo...

Ay, Piedad, llegué un poquito tarde para ayudar a apagar las velas... Bueno, felicita a tu madre de mi parte. Y dile que si está viviendo tantos años es porque tiene al lado una hija que la ama y eso la mantiene viva.
Un abrazo muy grande para las dos y también para tu marido.
(El poema no tiene desperdicio, amiga, precioso.)
Conchi

Ali_ dijo...

Hola CO MA DRE JA,

marcho de viaje, cuando vuelva te llamo.

Besines.

Mariaisabel dijo...

Mi querida Piedad,
Muchas, pero muchas felicidades a tu mami por su cumpleaños.
Un abrazo con todo cariño
Mariaisabel

maracuyá dijo...

Princesa hermosa...cuánto amor, cuánto amor. Un gran abrazo a la reina en sus 98 primaveras y gracias por compartir ese sentido poema.

Besos de maracuyá y clavel...parece que también soy clavel.

Kety dijo...

Aún con retraso.
Muchas FELICIDADES, por los años que cumple, y por tener una hija de tal calibre.
Felicidades a las dos por tenerse mutuamente.
El poema, sólo expresa lo que sientes. Piedad, muy hermoso.

Un abrazo

Piedad dijo...

Isabel.
Conchita.
Beatriz.
Adrisol.
Rosa.
Cristina.
Conchi.
Ali_.
Marisabel.
Maracuyá.
Keti.
A todas muchas gracias en nombre de mi madre y del mío propio por vuestras felicitaciones llenas de cariño, de buenos deseos y elogios...
Son muchos años los vividos y por lo tanto, muchos sufrimientos, pero también muchos momentos de felicidad. Pues llegar a conocer sus cuatro (y si Dios quiere también conocerá el quinto) tataranietos es un motivo de felicidad, aunque no pueda disfrutarlos como ella quisiera ya que ya no tiene ni fuerzas para tomarlos en brazos. Pero sí puede gozar de sus visitas...

Abrazos con el mismo afecto que recibimos vuestras palabras.