lunes, 7 de julio de 2008

CARTA DE UN PERRO GUÍA.

Esta carta la he recivido en uno de esos correos que me llegan y que no sé exactamente de donde viene y quién es su autor, pero aunque yo no tengo perro, considero que es interesante que lo lea todo el mundo, por lo importante que es para una persona ciega. Así que me he permitido pegarlo en mi blog para que llegue más allála lavor de estos animales que son dignos de admiración.


¡Hola!:
Soy un Perro Guía y quiero contarte como debes actuar cuando te
encuentres conmigo en compañia de mi amo ciego.
Yo, como Perro Guia soy un perro de trabajo. No constituyo una
mascota, no soy un perro de exhibicion Mi comportamiento y trato es
totalmente diferente,
y debo ser respetado en mi función dee guia y fiel compañero de mi amo ciego.
Por favor, no me toques o acaricies cuando me encuentre trabajando, es
decir, con arnes Esto significa distraerme de mi mision Lo mas adecuado es ignorarme:
asi efectuare mi trabajo perfecto.No sientas temor hacia un Perro Guia como yo: nunca te haria daño Si
tienes un perro, por favor controlalo, evitando que pueda producir un
accidente cuando
pasa junto a mi en compañia de mi amo ciego.
No me ofrezcas golosinas o alimentos: mi dueño ciego se encarga con
esmero de mi alimentación de manera responsable y con cariño Estoy
bien alimentado,
y tengo un horario predefinido para ir a comer.
Cuando te dirijas a una persona ciega que se acompaña por un simple
Perro Gu?como yo, háblale directamente a la persona, y no a mi Si un ciego con Perro Guia se encuentra en necesidad de ayuda, lo
solicitara Acercate por el lado derecho, de modo que yo quede a la
izquierda. Pregunta
si necesita asistencia: si acepta, me ordenara que te siga o te pedirá que le ofrezcas tu codo izquierdo. o ella lo cogera y me hará una seña para indicarme
que estoy temporalmente fuera de trabajo.
Si un ciego con Perro Guia pregunta direcciones, dale indicaciones
claras del sentido en que debe girar o seguir para ubicar el lugar al
cual se dirige.
No corras o tomes el brazo de una persona ciega en mi compañia sin
antes hablarle. Nunca toques o cojas mi arnes solo es para mi
amo ciego, a quien
acompaño Los Perros Guia tenemos lugares y horarios predeterminados para
evacuar nuestros esfínteres.
Yo, como Perro Guia estoy habituado a viajar en todo medio de
transporte echado a los pies de mi amo ciego sin causar molestias a
los pasajeros, trátese de viajes dentro o fuera de la ciudad o fuera del paìs
Yo, en virtud de mi riguroso entrenamiento, estoy habituado y
capacitado junto a mi amo para acceder y permanecer en todo tipo de
establecimientos, tanto de salud como comerciales, restaurantes u otros locales:
supermercados, cafeterías, cines, teatros, centros de estudio o
trabajo, etc., sin causar alteración al normal funcionamiento de los mismos ni molestias al personal o al publico.
En el lugar de trabajo, un usuario de Perro Guia se encuentra
capacitado para ejercer sus funciones conmigo a su lado.
En ningún momento un Perro Guia deberá vagar a su capricho por el recinto, acorde al entrenamiento recibido.
Los Perros Guia tenemos derecho a libre acceso, igual que nuestros
amos, a todos los lugares públicos. Por favor, colabora en la difusión de este mensaje
por todo el mundo.'Los ojos del ciego son su Perro Guia o sea, YO'
Bueno, muchas gracias por tu atencion Y espero pongas en practica lo
que te acabo de contar, ya que si lo haces, moveré mi rabito de felicidad!

10 comentarios:

Sabela dijo...

Bonita carta, además el final de esta historia no se hizo esperar.
Nosotros tuvimos (más concretamente mi hija), un perro labrador, por lo que tengo leído, son los que están más capacitados como perros guía. Como compañeros, aseguro que son extraordinarios, ya conté en alguna ocasión que cuando estuve "mal" se echaba encima de mis pies y de vez en cuando abría los ojos y me miraba...
Cuando nació el niño, se lo llevó un sobrino que es veterinario para una amiga, y es completamente feliz.
Abrazos.

Conchi dijo...

Buena carta, Piedad. Has hecho bien publicándola. Yo tampoco tengo perro, con los gatos ya tenemos bastante, pero reconozco que son increibles, y los perros guía supernecesarios, así como los que van con los bomberos o la policía.
Un abrazo.

Piedad dijo...

Sabela, Conchi, y todos los que vengan después, os digo, que en realidad, estos animales son superinteligentes y con la virtud que si le das un garrotazo, una patada o un grito y después le haces una caricia, se olvidan del trato que le han dado antes y encima te son fieles y siguen siendo amigos, cosa que los humanos guardamos rencor si nos hacen algo así. Me refiero a perros comunes que no son educados para trabajar, éstos aún son más listos y está prohibido maltratarlos, son considerados como personas. Por eso hay que cumplir al pie de la letra las instrucciones de su carta.
Igual que cuando se quiere ayudar a un ciego por ejemplo a cruzar la calle, también hay unas normas establecidas que aunque yo no las conozco bien sé que existen, pues para ello, nunca se puede coger a la persona por el brazo, sino ofrecerle el tuyo para que ella se coja y tú has de ir un paso más adelante que ella, si no lo haces así, entonces esa persona se aturde más. son cosas que por norma, la gente no conoce y a veces, por querer ayudar intorpeces su camino. Bueno, creo que me he explicado para que me entiendan, gracias en nombre de todas ellas, y gracias por escucharme a mí.
Un abrazo.

DRIADA dijo...

Los perros me gustan todos y eso lo digo porque cuando pasa alguno por mi lado siempre me los miro y sobre los perros de trabajo mi reverencia absoluta. Yo he tenido dos perros preciosos Falcó y Dunkan eran pastores alemanes y murieron de cancer uno a los 9 años y el otro a los 7 Sufrimos tanto, tanto que nos prometimos que no volveriamos a tener perro Sus fotografias nos acompañan por toda la casa

Yeli dijo...

Piedad, en casa amamos los animales por eso tenemos 7 perros y 5 caballos como ya sabes. Muy buena carta y muy necesaria para crear conciencia.
Un abrazo
Yeli

Conral dijo...

Piedad, te he dejado en mi blog un regalo. Es un premio al esfuerzo personal. Creo que te lo mereces. Tú haces con él lo que quieras. Siento que no puedas copiar la imagen. ¿Te la mando al correo?
Un abrazo.
Conchi

sinkuenta dijo...

Querida piedad, mi perra no era un perro guía y el otro día se escapó y no ha vuelto... estoy triste y preocupada porque no sé dónde estará y la echo de menos... los perros son unos seres maravillosos y sólo espero que mi perra encuentre el camino a casa. un abrazo. alicia

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

divino, muy lindo!

Kety dijo...

Hola Piedad, yo no tengo perro, pero admiro su inteligencia y su fidelidad.
Muchas veces he visto a alguno en la puerta de un establecimiento esperando a su dueño, ¡Qué cosa más lista!

Estas normas que citas en la carta, deberíamos conocerlas para no cometer errores.

Gracias por tu felicitación
Un abrazo

Tengo a lola -una conejilla blanca -, que es como un gatillo

muxica dijo...

Yo tengo una perrita chiquita, es una felicidad tenerla en casa.

Mi querida amiga, te he leído a diario, pero, sin ganas de escribir nada. Hoy me voy unos días al sur, y cuando regrese, siempre voy a estar a tu lado con mis letras.
Mil biquiños .