domingo, 4 de junio de 2017

AMORES EQUIVOCADOS 4º

Capítulo 4º.

 

POR LA NOCHE EN CASA DE MARINA

 

Cuando Marina llega a su casa después de acabada su jornada, su marido se halla sentado en el sofá frente al televisor. Al oír la puerta, se incorpora y echa el cuerpo hacia delante para saludar a su mujer con una amplia sonrisa.

 

-Buenas noches, cariño.

-Buenas noches Raúl.

-¿Cómo te ha ido el día?

-Uf, he tenido un día de perros.

-¿Qué quieres decir con eso?

-Pues eso, que he tenido un mal día.

-¿Los perros tienen mal día?

-Y qué sé yo. Mi padre siempre decía eso. Supongo que será una forma de expresar o calificar cuando se tiene mal día por el motivo que sea.

-No sé por qué, porque si lo miras bien, los perros no lo pasan tan mal. Su obligación es comer, dormir y guardar a su amo. ¿Has tenido mucho trabajo en la residencia?

-Pues como cada día, ni más ni menos

-¿Entonces A qué se debe el mal día?

-No sé por qué preguntas si sabes los motivos.

-Ah, ya sé. Estás enfadada porque me fui a comer con mi amigo. Mira que eres tonta.

-Tú lo habrás pasado muy bien, pero yo he tenido unos nervios todo el día que no te puedes ni imaginar. Suerte que entre el trabajo, los abuelitos y las visitas se me han ido aplacando.

-Anda, tonta, ven para acá y dame un beso. ¡Si yo te quiero más que a nadie!

-Pues a ver si me lo demuestras la semana que viene, que tengo fiesta.

-¿A dónde quieres ir?

-Podríamos ir a la playa, por ejemplo.

-Uf, ¿a la playa…? Es que…

-Pues si no te apetece, podemos ir al teatro. Me han dicho que hacen una obra muy buena.

-Bueno, ya veremos… En casa también se está bien y se descansa más.

-No te entiendo, Raúl. De verdad que no te entiendo. Hoy he comido sola mientras tú has comido con tu amigo.

-Mujer, era el cumpleaños de Gabriel y el pobre está solo, ¿qué menos podía hacer por él?

-Pues la semana que viene podemos celebrar mi cumpleaños.

-¿Tu cumpleaños? ¡Pero si todavía falta cinco meses!

-Pues podemos celebrar el tuyo.

-Cariño, mi cumpleaños fue el mes pasado.

-¡Ya lo sé! ¿Y qué pasa si lo celebramos otra vez? ¡Pues si no hay playa, ni teatro, ni cumpleaños, nos vamos de viaje a París, por ejemplo, porque yo quiero salir con mi marido y divertirme con mi marido! ¿Entiendes, marido mío? ¡Quiero salir cuando yo tenga fiesta de la residencia!

-Cálmate, mujer, iremos a donde tú digas. Pero tienes que comprender que yo también estoy cansado, porque yo también trabajo.

-Ah, sí. ¿Y que es lo que hago yo? Pues que yo sepa no me estoy parada. Trabajo de lunes a viernes y los fines de semana cada vez que me toca, además de las labores de la casa. Así que hoy estoy cansadísima y vas a preparar tú la cena.

-A sus órdenes, mi sargento. ¿Qué quiere usted cenar?

-Estoy traspillada y no me apetece nada. Hazme aunque sea una tortilla francesa y un poco de ensalada.

 

Durante la cena.

 

-¿Hubo mucha gente en la comida del cumpleaños de Gabriel?

-Nadie, solo él y yo.

-¿En qué restaurante lo ha celebrado?

-Bueno, fuimos a la playa y comimos en un chiringuito de aquellos.

-Ah, muy bien. Me parece estupendo. Hoy puedes ir con Gabriel y la semana que viene no puedes ir conmigo… No sé qué te pasa, Raúl. Cada vez te alejas más de mí.

-No digas chorradas y come, anda.

-No sé por qué, hoy me huele esto a chamusquina.

-Anda, ven para acá, gatita mía, que te voy a amansar con un beso.

-¿Y se puede saber por qué me llamas gatita?

-Bueno, pues… porque… porque hoy vienes con las uñas afiladas como los gatos.

-Porque ya no me quieres.

-¡Y dale otra vez! ¡Cómo no te voy a querer, pichoncita mía, si eres mi vida!

-Pues dime algo bonito, algo gracioso… Recítame una poesía…

-¿Que te recite una poesía?

¿Pero es que tengo yo cara de poeta, querida Lucía…?

-¿Me has llamado Lucía?

-¡Cómo te voy a llamar Lucía!

-¡Lo acabas de decir!

-¿No me has dicho que te recite una poesía? Pues para que rime: Poesía y Lucía.

-Pero yo me llamo Marina y no Lucía.

-Ay, Marina, con el día tan bonito que he tenido y la noche de perros que me estas dando.

 

Piedad Martos

 

9 comentarios:

Piedad dijo...

Amigas y amigos, una vez más os doy las gracias por vuestros comentarios en la entrada anterior y os deseo feliz domingo y mes de junio.

Os dejo un nuevo capítulo de esta pareja, que al parecer se están buscando ellos mismos los problemas, jejeje. ¡Con lo complicada que es la vida por sí misma y encima se la complican más!
En fin, ya veremos como acaba todo esto.
¡Os espero para descubrirlo junto/as!

Abrazos.

Conchi dijo...

Hola Piedad, naturalmente que estaremos pendientes del próximo capitulo. Feliz domingo.

Un abrazo.

CHARO dijo...

Pues creo que ella tiene razón, eso de no querer salir con ella en día de fiesta y con el amigo sí no me gusta nada así que yo también estaría mohína......esperemos al próximo capítulo a ver si recapacita el marido y la lleva a la playa.Besicos

AMBAR dijo...

Creo que algo sospecha y que su amorcito algo esconde.
De todas formas ese trbejito que ella tiene, consa y pone los nervios en tensión a cualquiera.
Espero que unos días en la playa la tranquilicen.
Un abrazo.
Ambar

joaki007 dijo...

jajajajaja...fantastica conversación de pareja ...jajaja, pero yo creo que "habia gato encerrado..."
Me ha encantado la frescura del dialogo y el buen entender de ambos .fantastico.

El resultado final para cuando?...

Un beso grande .

Conchi dijo...

Piedad, cómo se va complicando la historia, jeje Y va y se le escapa el otro nombre de mujer. ¡Qué poco control!
Gracias por avisarme, amiga. Estoy bastante liada ultimamente y con la casa llena de gente, pero estamos bien.
Te dejo un fuerte abrazo. Hasta el próximo capítulo!!!
Conchi

Lola Barea dijo...

Uh, creo que hay gatos encerrado, jajaja, al menos hizo algo bien,le preparó la cena.
Hola Piedad, me ha encantado la historia de Marina y su marido.

Yo ando muy ocupada, y no tengo apenas tiempo para publicar en mi blog y visitar a los amigos, haber si en las semanas próximas puedo, pues, me encanta saludar a los amigos y amigas de letras.

Abrazos.

Lola.

PEPE LASALA dijo...

Me he leído los anteriores y espero con ganas el final. Me despido ya de ti Piedad hasta Septiembre.Un fuerte abrazo y Feliz Verano.

rosa mis vivencias dijo...

Ufff!!! cuanto hacia que no pasaba por aquí, espero que me perdones.

Piedad tienes mucha imaginación, es una historia que muy bien podría ser real, así que seguiré el siguiente capitulo y haber que pasa, aunque me huelo algo.jajaja!!!

Un abrazo.
Rosa.